El retorno de Manonegra

Nuevos aliados

Primón 9 del 2274 CH – Época octava

Luego de poder derrotar un elemental de agua, donde el daño físico no tenía ninguna utilidad. El explorador Chan se dispuso a desollar a Igor, el oso que acompañaba a Tyrion en sus aventuras, ya que este fue abatido y asesinado por el elemental durante la pugna. Mientras este trabajaba en el oso los demás miembros de la compañía se dispusieron a armar un campamento y a meditar sus conjuros usados.
Al mismo tiempo en algún lugar del bosque se encontraba Thalia explorando este mismo con la intención de encontrar a alguien de suma importancia para ella, lo que la llevo a rastrear enormes huellas de alguna especie de animal.
Su jornada de exploración fue algo extensa hasta que perdió el rastro y solo pudo notar que al aparecer el animal fue arrastrado contra su voluntad y desaparecido de algún modo, o eso parecía indicar el rastro; pero su instinto la hizo observar arriba y notó que el animal fue cazado, y al pasar unos segundos se enfrentó al que parecía ser su cazador.
Una enorme especia de pantera con tentáculos la apreso y comenzó a llevársela por la copa de los arboles a algún lugar recóndito de este bosque.
Mientras tanto en el campamentos de la compañía el gnomo (cuyo nombre ni él sabe) alerta a sus compañeros de una sombra que vio pasar y esconderse tras el tronco de un árbol cercano. De inmediato todos los miembros se preparan para una posible emboscada de algún tipo de enemigo, y se disponen a explorar aquella sombra que asechaba el campamento. Pero estos son sorprendidos por una especie de felino similar al que rapto a Thalia.
Sin dudarlo el explorador deja salir las dos primeras flechas para dar inicio al combate, toda la compañía lanzaba ataques tanto de distancia como físicos, acompañados de magia expulsada por el druida. El plan de ataque era simple, mientras Maleus iba en primera línea a enfrentar los daños de este felino los demás intentaban causar el mayor daño posible a este mismo. Así trascurriendo la pugna hasta que de repente el arco del explorador se descompone, ya que este de algún modo logra reventar la cuerda dejándolo inservible por lo que tiene que recurrir a pedir alguna arma de distancia la cual le facilita Tyrion, mientras este intentaba hacerse con esta arma, un felino flanquea a Oxyther (el clérigo sin poderes divinos) y lo apresa mientras este atacaba con su arco al felino que todos tenían como blanco, así dejándolo sin poder atacar y a una altura de 5´ por un breve periodo de tiempo, ya que este logra soltarse de los tentáculos de este extraño “felino”.
En ese instante la otra “pantera” ataca a Maleus y lo logra morder así captando toda su atención, acción que el otro “felino” no pierde y lo apresa dejándolo fuera de combate por un tiempo hasta que logra soltarse de su presa.
De inmediato el “felino” libre en medio de su ira logra herir al explorados, por lo cual el druida Tyrion actua de inmediato y lo esconde bajo su capa mágica que les permite ser invisibles ante los ojos del enemigo, y manda a sus lobos invocados a atacar a esta así logrando derrotarla y solo dejando a una en combate.
Estando esta incapacitada o muerta todos los ataques se dirigen a la única amenaza restante, una lluvia de flechas, ataques de lobos, magia y ataques físicos la azotan sin descanso alguno. De repente algo vibra y alumbra en la maleta de Oxyther lo cual capta su atención y deja la pelea en un segundo plano, este logra notar que lo que hace estas acciones es el amuleto anteriormente robado, y que cada vez brillaba con más intensidad, en ese instante un tercer “felino” que dobla o triplica el tamaño de los otros llega por las copas de los árboles y lanza lo que parece ser un conjuro hipnótico a su similar para dejarlo fuera de combate. Luego de hacer esto entabla una charla con Tyrion, y le pide que se marchara de sus bosques o los matará a todos sin piedad alguna, en ese instante coloca en el suelo el halcón muerto del explorador, el cual se había perdido mientras este montaba guardia horas antes, y se marcha de nuevo por la copa de los arboles llevándose a las demás bestias…
De repente en algún lugar lejano Thalia despierta en lo que parece ser un nido y observa que la misma bestia que la apreso horas antes la observaba y le hablaba con la intención de obtener información de sus visita al bosque, a la vez esta logra notar un símbolo que esta portaba y se le hace familiar, es el mismo que el clérigo le mostros unos minutos atrás, el objeto que brillaba y vibraba en su morral, lo que despierta su curiosidad y lleva a esta donde él, ya que esta le dijo que era su compañero, el cual buscaba en este bosque, y está era la razón por la cual irrumpía en su bosque. El felino de inmediato se dispone a trasportarla hasta el lugar que los avisto por última vez y al notar que aún seguían ahí después de su advertencia se enfada y les resalta la idea de que los mataría si no salen pronto y deja a Thalia para que se una a los demás y se marcha.

Monster_Manual_5e_-_Displacer_Beast_-_p81.jpg

En otro lugar recóndito del bosque la batidora Arondel encuentra un ser de un tamaño peculiar, que al parecer noxantes atrás tenia alas, las cuales fueron mutiladas. Este al parecer tiene la intención de ayudarla a encontrar su rumbo, ya que esta llevaba varias horas perdida en el bosque sin rumbo fijo.
Luego de jugar con ella haciéndole preguntas y diciéndole lo que ella quiere escuchar pero lo que tal vez no es la verdad la manda por un sendero por el cual la que cubría gran parte del bosque ya era escasa, tras unos minutos de haber partido en aquella dirección escucha unas voces en tu interior y cae inconsciente, así pasando el tiempo, hasta que logra despertarse boca arriba en un lugar lejos del cual se había cruzado con aquel ser, pero pronto su paz es irrumpida por un rugido muy fuerte por lo cual se pone a correr en dirección contrario de donde piensa que vino el rugido. Mientras huía por azares logra chocar con la compañía que había luchado contra los felinos y pide que la dejen unir a ellos y nota que una enorme bestia está en la copa de los arboles hablando con alguno de los miembros, ya que los demás habían tomado marcha a las afueras del bosque dejando el druida atrás solo con la bestia.
El druida le pide el nombre a el felino y le promete que se verían de nuevo, luego alcanza a los demás miembros de la compañía para ayudarlos a encontrar la salida del bosque, lo cual consiguen después de una larga jornada, pero se detienen al ver una tienda en una llanura con un orco es su interior y otro más en las afueras intentando leer algo.
Tras la demora para formar el plan de ataque el orco que leía desaparece entre el pastizal, por lo cual lleva a la compañía a tacar por temor que el su compañero hiciera lo mismo y luego los acechara. Maleus carga contra el orco de la tienda, al cual solo se podía llegar por la entrada de la misma, de esta manera el orco cae bajo una emboscada por 7 héroes. Este al verse rodeado grita en su idioma pidiendo ayuda y expulsa al guerrero fuera de la tienda para poder encerrarse en ella.
El explorador al notar que por su idioma son seguidores de Janukra entra en un ira que lo saca de todos sus cabales y recurre a tirar una antorcha prendida a la tienda, lo que hace que esta se incendie y junto a ella el pastizal que la rodea, así hiriendo tanto aliados como enemigos por las brasas del fuego.
En un segundo intento el guerrero raja la tienda por un costado y se encuentra con el orco preparando un hacha de gran tamaño para la batalla. De repente el druida es flanqueado por el orco que se había perdido y es herido.
La pugna sigue su rumbo mientras el fuego de expande cada vez más, lo que hace que el orco de la carpa al recibir este daño desde el inicio muera más rápido así solo dejando a la compañía un objetivo, el cual estaba a punto de matar al druida, pues ya lo tenía inconsciente sobre el pasto encendido, por lo cual Maleus tiene que entrar a este campo para sacarlo del peligro y de una muerte segura, mientras este héroe intenta salvar el druida reside constantes cargas del orco, pero este las ignora en su mente solo esta salir del fuego con su compañero al hombro.
El orco en medio de su furia no se da cuenta que el mismo se está matando con las quemaduras que reside hasta el punto que cae y desaparece en este así permitiendo al enano y el elfo salir de todo peligro y poder llevar al druida a un lugar seguro para curar sus heridas y poder descansar de las duras batallas que enfrentaron en tan poco tiempo.

Comments

jogike jogike

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.