El retorno de Manonegra

La toma de Zarquitania
Sexmón 11 del 2273 CH – Época octava

Ciudad de Zarquitania.

El grupo de aventureros luego de haber peleado contra un lobo del noxante y haberlo vencido sigue su camino en busca de más criaturas del noxante, pero les parece bastante extraño que la ciudad esté deshabitada solo se escuchan algunas veces gritos de pavor.
Después de caminar un rato sin rumbo alguno logran ver a un elfo con los símbolos Eiláatir flotando en sus hombros y ropas que hablan de él como alguien poderoso, Oxyther el clérigo, mira su aura y se da cuenta que es mucho más poderoso que él. Este sin pensarlo al ver la marca de su diosa va en ayuda del misterioso elfo pero él derrota a su enemigo antes de que los héroes lleguen a apoyarlo, Oxyther se presenta ante él y le ofrece sus servicios, y el curioso gnomo llamado El Rojo Petirrojo le pregunta ¿quién es?, ¿De dónde viene?, ¿qué hace en la ciudad? y ¿Contra quién peleaba?, a lo que el elfo responde muy paciente que su nombre es Erendian y que es un mercenario que solo se encarga de limpiar Zarquitania de los animales que salen del noxante pero que a él no le pagan para pelear con contempladores que es contra la criatura que luchaba, nos aconseja correr cuando los veamos pues son mucho más fuertes que nosotros y nos pide ayuda en buscar personas sobrevivientes y advertirles del peligro, en esto todos los aventureros están de acuerdo se despiden de Erendian y salen a su nueva misión.
Para ello buscan el centro de la ciudad, donde se encuentra el castillo y los rieles de hierro que derriten el hielo, después de mucho andar se encuentran con dos drow y los aventureros deciden enfrentarlos uno con un arco y el otro es un luchador cuerpo a cuerpo.

Batalla contra los drows

Para esta Batalla El Rojo Petirrojo entra en sigilo y comienza a rodear a los drows mientras que el guerrero Maleus Mortis se lanzó al combate acompañado por Igor el oso compañero del druida Talyon, Chan el enano explorador toma su arco y comienza a disparar, los dos drow se centran en atacar a Maleus Mortis pero este logra aguantar todo el daño, el Sacerdote Oxyther dispara su flecha pero falla, luego el Druida Talyon decide amarrar el suelo con sus raíces enredaderas y amarra tanto aliados como enemigos, todos logran esquivar las lianas menos Oxyther quien queda inmovilizado y no puede curar a su amigo Maleus que era lo que tenía en mente.
Maleus logra pegarle al drow que tiene en frente e Igor logra pegarle dos garrazos, y falla su mordisco, luego Chan logra pegarle un flechazo doble al drow arquero y El rojo Petirrojo sigue dando la vuelta en sigilo por fuera del alcance de las enredaderas, atacan los dos drow de nuevo a Maleus pero este logra aguantar los golpes aunque ya empieza a debilitarse, una de las flechas que lo impactan tenían veneno y este logra sobreponerse a este para que no le haga daño, y la congelación le ayuda a sellar sus heridas, también un espadazo en su rostro le deja un ojo caído lo que lo deja con una mirada algo llamativa, Maleus se pone en posición de defensa para no recibir mas daño, el druida mostrando sus dotes de inteligencia tira su arma al suelo sale del alcance de las enredaderas y comienza a rodearlas.
El Rojo Petirojo logra llegar al Drow arquero y le ataca por sopresa lo que le causa gran daño y éste muere, el otro Drow ataca ferozmente a Maleus pero este logra tapar todo el daño con su escudo, el explorador le hace un disparo doble con su arco logra pegarle una flecha, Oxyther logra sanarse y cura a Igor quien ya venía con ciertas heridas de batalla y a Maleus, el ingenioso druida luego decide ir de nuevo por su arma y queda amarrado en sus propias raíces, los demás atacan con todas su fuerzas al drow restante y Maleus después de darle un tajo con su espada e igor dos garrazos y fallar otro mordisco logran derrotarlo, todos se preguntan ¿ será que el oso es mueco? Y miran al druida enredado en sus propias lianas.
Después de que todos lograran salir de la enredaderas, siguen su camino y logran llegar a los rieles deciden ir una cuadra más lejos debido al calor y buscar en las casas, de esta manera logran llegar a una casa donde se encuentran con un maravilloso personaje llamado Maerok quien es uno de los adinerados de Zarquitania y atiende bien a los exploradores El rojo Petirrojo y el druida deciden contarle todo lo que pasó, mientras los demás duermen, y Oxyther duerme y estudia sobre su gran pasión los mapas, con lo cual logra aprender todo lo necesario gracias al libro básico de mapas que le había regalado Finwell Cagliostro, Maerok en un principio no les cree pero luego comienza a dudar, los héroes deciden irse luego de dormir y recuperar fuerzas, y salen a buscar más sobrevivientes y el porqué está pasando todo.
Luego de andar un poco El rojo petirrojo decide usar su escucha y logra escuchar más claramente una voz que todos los aventureros escuchan pero no entienden, de un momento a otro, El rojo Petirrojo ataca a Oxyther y lo envenena con sus dagas a lo que Igor el oso responde intentando abrazarlo pero este escapa y ataca de nuevo a oxyther, este recibe el daño y los demás guerreros no entienden que pasa, el oso logra abrazar a El rojo Petirrojo y este pide perdón y explica que no sabe qué le pasa, los guerreros le quitan sus armas y lo amarran, con lo que El rojo Petirrojo vuelve en sí y dice no recordar nada, Oxyther se cura a sí mismo y pide que lo suelten ya que su corazón no puede ver a uno de sus amigos atados, se somete a votación y gana el soltarlo y devolverle sus armas, los guerreros deciden volver a la casa de Maerok y luego de dar muchas vueltas logran volver, Oxyther se cura, los demás descansan, luego los aventureros deciden ir a las murallas para ver que pueden ver y si encuentran soldados y luego de mucho andar logran llegar sin ver a una sola persona, suben a está y encuentran todo desolado, deciden andarla para ver que encuentran, luego de dar la vuelta desde las murallas norte hasta las del sur oeste encuentran una especie de balista de doce flechas gigantes a la cual le faltan tres flechas, decidimos seguir y llegamos a los muros del oeste, donde encontramos otra Mangana igual y una pila de cadáveres que parecen ser de los guardias, estos están congelados al igual que sus armas.
Los exploradores deciden intentar entrar a la posada por una ventana pero luego de muchos golpes de igor un varios hachazos de Maleus solo se logra abrir una muesca por la que no se ve nada, así que decidimos abrir un hueco en la nieve y llegar hasta la puerta que después de varios intentos logramos abrir, en la posada todo es normal, la gente va y viene y nosotros decidimos quedarnos en ella hasta primón.

Primón 3 del 2274 CH – Época octava

Cuando llega primón se abren las puertas de la posada y los valientes exploradores salen de ella pero al llegar a la puerta se encuentran una gran sorpresa, toda la ciudad está invadida de drows y de contempladores y en la torre principal que queda en el centro de la ciudad está el símbolo de Sakregaila la diosa del inframundo.

S01_-_Raza_olvidada_surge.png

Los drow entran a todas las casas y sacan a la gente de ellas, pero no los matan, a los guardias de la ciudad los obligan a quitar la nieve para entrar a otras casas y luego los mandan al patio central de la fortaleza central, estos atrapan a nuestros aventureros y los obligan a ir a donde están reuniendo a toda la ciudad.
Luego de mucho esperar en este patio, los drow nos suministran comida y entre ellos se ve una mujer quien parece ser su líder y nos da la opción de seguir sus órdenes o morir, los aventureros decidimos seguir sus órdenes para no morir.

“¿los aventureros se volverán jabón marca Zarquitania o lograrán salir de esta y salvar la ciudad? Véalo en nuestra próxima narración donde posiblemente el master y su dado amarillo nos matará a todos.
PD: El bardo fue una muy linda linterna toda la narración, pero al menos no murió jajaja”
View
Conociendo un poco a los drow
Primón 4 del 2274 CH – Época octava

Posterior a la captura, en Zarquitania la Inexpugnable, ahora bien llamada “Bastión Drow”, se define el futuro de todos los sobrevivientes. Se comienza preguntando por los propietarios de hogares de aquella ciudad, quienes son acompañados hasta sus viviendas, entre ellos el Rojo Petirrojo, quien acompañado por dos Drow, logra engañar a sus custodios, para ser guiado hacia una puerta que dice ser la suya, al llegar a ese lugar, y disponiéndose a abrir la cerradura, dice convencido que olvido sus llaves, por lo que se disponen a regresar a la plaza; por otra parte, en la fortaleza central, los elfos son separados delas demás razas, quienes por desprecio e historia de desprecio y enemistad, esperan con ansias el destino de su futuro.
Después de convencerlos, el rojo Petirrojo y los dos drow, regresan a fortaleza central, en aquél lugar, un drow, quien a simple vista se podía observar ser de mayor rango que la mayoría de los demás centinelas que vigilaban el nuevo bastión, llamaba al frente a cada sobreviviente aventurero pues los propietarios de hogares ya habían sido desalojados de aquel lugar; quien era llamado, debía justificar su utilidad y por consiguiente la vida. el Rojo Petirrojo, es separado en un lugar de aventureros, el cual es custodiado por un grupo custodiado por 20 drow; en ese momento un hombre pequeño con ciertos instrumentos en su equipaje de los cuales sobre salía un brazo dice es apto para abrir cerraduras y manejo de mecanismos, aquel drow considera interesante y lo aparta al grupo, quien sigue es Chan, quien rompe su voto de silencio y justifica que es capaz de cazar, explorar, seguir y asesinar a quien se lo proponga, el drow superior lo aparta hacia el grupo donde se encontraba el hombre pequeño; el siguiente en justificar es una enano guerrero, era Maleus, quien no sabe que decir ante la intimidación de aquel Drow y este con desprecio lo incluye en el grupo de elfos en donde se encontraban Oxyther, Ester la paladina, Bardo y Tyrion el Cuerdo.
Antes de ser incluido en aquel grupo, Maleus pregunta, de forma airada, cómo puede demostrar su utilidad, pero ya la decisión había sido tomada, y por consiguiente, el drow responde de forma intimidante, ser mejor esta decisión que perder la vida, por lo cual Maleus cierra la boca y asume su destino.
El tiempo transcurre y el número de quienes esperan justificar su vida, van disminuyendo, finalmente, el último en pasar al frente, es un hombre, quien con su aspecto, aparenta ser un gran guerrero, en su espalda, sobresale una gran hacha la cual va encadenada a su mano y pie, y de tal modo que cada que da un paso, los eslabones retumban en aquel lugar. Este es adicionado al grupo que prestaría utilidad a los Drow de forma inmediata.
Por otra parte, los elfos y Maleus son dirigidos al interior de la fortaleza central, en donde se puede observar una pared oscura cubierta por maderaoscura, la cual al parecer es un portal, pero no es posible ver hacia donde lleva su interior. Cuando el grupo ingresa por este portal, solo es posible ver en la penumbra, entre los candelabros y antorchas encendidas, unas escaleras descendientes en forma de caracol, atravesando entre torres de vigilancia y oscuridad, se observar la ciudad de los drow al final del camino, aquella cual solo se mencionaba en historias de terror, es vista por aquellos a quienes un futuro incierto los espera.

29785_1079154000_0.jpg

Al llegar a aquel lugar, se logra observar que es tal cual una ciudad de la superficie, con niños, mujeres y hombres, diferencias no se pueden observar además de los ojos rojos y las pieles oscuras de quienes habitan allí en la profundidad, y divergencias respecto a las principales ciudades, no pueden ser palpadas.
Al llegar a su lugar de destino, el grupo observa algo parecido a un tribunal, en el cual hay una especie de altar en piedra, el cual tiene algo parecido a un grillete gigante, que parece amarrar a su víctima; adicional, a su alrededor se observa unas graderías en las cuales hay más Drow quienes visten túnicas y en sus manos se observan componentes para la realización de algún ritual. Al frente del altar, se encuentra una drow quien viste un traje que permite exponer mucho de su cuerpo y en la parte posterior se observa al ser que solo expone su boca sentado en una silla que formada de la misma tierra contiene un agujero del cual sobresal el mango de un gran espadón; la Drow se dirige al grupo de elfos, a quienes expresándo su desagrado, repudio y odio, los sentencia al castigo.

Comienzan con Oxyther quien siendo “seguidor” de Eiláatir, diosa enemiga por excelencia de Sakregaila, y por consiguiente por quien más odio se puede sentir; Oxyther es ubicado en el altar, acostado boca abajo y con la cabeza expuesta, siente el grillete acomodarse a su silueta de forma que no se le permita movimiento alguno, el verdugo alza la mano toma lo que entre la oscuridad parece ser una cadena, que desciende desde la infinidad del techo, y amarra el cabello, simultáneamente, dos Drow se le acercan y untan en su cabello algo parecido a grasa, al retirarse, la cadena sube hasta no permitir el movimiento de la cabeza.
Oxyther extrañado, se pregunta cuál será su futuro, en ese momento la Drow saca una daga con una hoja curva, la cual al observarse detalladamente, da la impresión de vibrar; acto seguido amputa ambas orejas, pero Oxyther no siente dolor alguno, al parecer que la daga cauteriza la herida inmediatamente e impide el dolor, enciende el cabello en un fuego morado y cuando solo queda la piel expuesta a quemaduras, como por arte de magia, se apaga.
Cuando se apaga el fuego, se libera a aquel elfo que de ahora en adelante será un engendro y se le ordena arrodillarse ante los Drow, por lo cual sin oponer resistencia, se arrodilla. Continúan el mismo ritual con los demás elfos; el último de los elfos, quien es desconocido por la compañía, se rehúsa a aceptar que se le haga lo que ha observado y mucho menos arrodillarse ante aquellos inferiores seres despreciables; la drow sin sorprenderse, juzga a muerte y con un simple movimiento de un dedo, le infringe un dolor que lo derrumba y después de mucho padecer y lo deja sin aliento, acto seguido se le baña en un aceite especial y se le enciende en el mismo fuego morado. A quienes se les practico este ritual se les ofrece la oportunidad de servir a los drow o luchar por sus vidas, Tyrion y Ester deciden creyentes de su fortaleza y arraigados a sus orígenes deciden morir antes de servir.
A quienes decidieron servir, incluyendo a Maleus, quien servirá de ahora en adelante a los seres que desprecia su raza, son llevados a otra sala, pero mientras son llevados, se topan con una batalla entre el ser del espadón y lo que parece ser un guerrero, peor esta, permite a simple vista, identificar el final de la misma; por otra parte Tyrion y Ester, son sentenciados a un duelo con encentro del inframundo parecido a un gigante golem pero formado por una masa de carne y sangre, la cual al ser atacada forma de nuevo su cuerpo entre coágulos de sangre, este inmediatamente y tal cual se le ordeno, carga contra estos dos elfos. Sin permitir tiempo para pensar una estrategia, los elfos deciden de improvisto alejarse de aquel ser nunca antes visto. El engendro ataca y acierta un fuerte golpe contra Tyrion, quien responde ante la ayuda de Era, invoca dos lobos terribles, estos asestan varios golpes rasgando y arrancando la carne de aquel engendro, pero el mismo no cae. El combate continua por unos segundos cuando Ester, después de curar a Tyrion, decide de forma honorable entrar en la batalla con aquel engendro, desafortunadamente, el gigante asesta un golpe tan fuerte y certero que por todo el lugar se esparce trozos de cuerpos, dejando una simple masa con forma de abanico y un gran charco de sangre; los Drow se deleitan al ver aquel acto, Tyrion sacando fuerzas para vencer a aquella criatura en nombre de su pariente racial caída, logra invocar dos osos negros quienes terminan con aquel engendro y permiten a Tyrion seguir contando la historia.

bloodhulk__L_.png

Como Tyrion fue el único sobreviviente de aquel juicio, se hace acreedor a su libertad, es enviado de vuelta a la superficie en donde se encuentra con los demás, al observarlos se da cuenta que a estos les fue impuesta una marca en su cabeza parecida al símbolo de Sakregaila, en señal de servidumbre.
Ya en la superficie Tyrion avergonzado por lo que se le fue realizado, se cubre la cabeza con su capa y el rostro con la máscara que siempre utiliza para el combate, quedando irreconocible ante mirada alguna; las personas que fueron separadas de los demás debido a su utilidad, se les ofrece un trabajo de mercenario para colaborar en la captura de las ciudades del norte, se les da una paga adelantada de 10000 piezas de oro luego de firmar un contrato y se les envía a través de un portal para agilizar su llegada al lugar, antes de partir, aquellas personas con el oro obtenido, mejoran sus equipos de acuerdo a lo disponible en las tiendas y se dirigen aquel portal. Por otra parte, Oxyther traicionando a su diosa, besa el anillo de Sakregaila, en ese momento se debilita y siente ser abandonado por las bendiciones de Eiláatir. Quienes aceptaron ser servidumbre incluyendo a Maleus se les equipa con armas y armaduras básicas, se les dirige al mismo portal y antes de partir Tyrion sale en busca de Igor, a quien un herrero le estaba fabricando unas garras metálicas para proteger las afiladas garras.
Ya en el norte, los mercenarios y esclavos, se encuentran con un campamento de Drow, en este se les da las ultimas indicaciones y se les equipa con animales de carga para agilizar su viaje, mientras se desplazaban a su lugar de destino, en el bosque, Tyrion logra ver un destello de luz a lo lejos, el cual, al observar detenidamente, descubre que es un hielo el que da el brillo, extrañado por que en este tiempo es raro ver aquel tipo de hielo, dirige la compañía para explorar aquel lugar, al descender de los caballos, son atacados por un trozo de hielo, atravesando a Igor y posteriormente hiriendo de gravedad a el bardo; luego de muchos intentos, aquel ser de agua, asesta el tan temido golpe final a Igor, acabando el lazo que unía al Druida con aquel ser con quien compartió tantas aventuras. Este ofendido por aquel acto ataca con todo su poder dando fin al ser.

View
Nuevos aliados
Primón 9 del 2274 CH – Época octava

Luego de poder derrotar un elemental de agua, donde el daño físico no tenía ninguna utilidad. El explorador Chan se dispuso a desollar a Igor, el oso que acompañaba a Tyrion en sus aventuras, ya que este fue abatido y asesinado por el elemental durante la pugna. Mientras este trabajaba en el oso los demás miembros de la compañía se dispusieron a armar un campamento y a meditar sus conjuros usados.
Al mismo tiempo en algún lugar del bosque se encontraba Thalia explorando este mismo con la intención de encontrar a alguien de suma importancia para ella, lo que la llevo a rastrear enormes huellas de alguna especie de animal.
Su jornada de exploración fue algo extensa hasta que perdió el rastro y solo pudo notar que al aparecer el animal fue arrastrado contra su voluntad y desaparecido de algún modo, o eso parecía indicar el rastro; pero su instinto la hizo observar arriba y notó que el animal fue cazado, y al pasar unos segundos se enfrentó al que parecía ser su cazador.
Una enorme especia de pantera con tentáculos la apreso y comenzó a llevársela por la copa de los arboles a algún lugar recóndito de este bosque.
Mientras tanto en el campamentos de la compañía el gnomo (cuyo nombre ni él sabe) alerta a sus compañeros de una sombra que vio pasar y esconderse tras el tronco de un árbol cercano. De inmediato todos los miembros se preparan para una posible emboscada de algún tipo de enemigo, y se disponen a explorar aquella sombra que asechaba el campamento. Pero estos son sorprendidos por una especie de felino similar al que rapto a Thalia.
Sin dudarlo el explorador deja salir las dos primeras flechas para dar inicio al combate, toda la compañía lanzaba ataques tanto de distancia como físicos, acompañados de magia expulsada por el druida. El plan de ataque era simple, mientras Maleus iba en primera línea a enfrentar los daños de este felino los demás intentaban causar el mayor daño posible a este mismo. Así trascurriendo la pugna hasta que de repente el arco del explorador se descompone, ya que este de algún modo logra reventar la cuerda dejándolo inservible por lo que tiene que recurrir a pedir alguna arma de distancia la cual le facilita Tyrion, mientras este intentaba hacerse con esta arma, un felino flanquea a Oxyther (el clérigo sin poderes divinos) y lo apresa mientras este atacaba con su arco al felino que todos tenían como blanco, así dejándolo sin poder atacar y a una altura de 5´ por un breve periodo de tiempo, ya que este logra soltarse de los tentáculos de este extraño “felino”.
En ese instante la otra “pantera” ataca a Maleus y lo logra morder así captando toda su atención, acción que el otro “felino” no pierde y lo apresa dejándolo fuera de combate por un tiempo hasta que logra soltarse de su presa.
De inmediato el “felino” libre en medio de su ira logra herir al explorados, por lo cual el druida Tyrion actua de inmediato y lo esconde bajo su capa mágica que les permite ser invisibles ante los ojos del enemigo, y manda a sus lobos invocados a atacar a esta así logrando derrotarla y solo dejando a una en combate.
Estando esta incapacitada o muerta todos los ataques se dirigen a la única amenaza restante, una lluvia de flechas, ataques de lobos, magia y ataques físicos la azotan sin descanso alguno. De repente algo vibra y alumbra en la maleta de Oxyther lo cual capta su atención y deja la pelea en un segundo plano, este logra notar que lo que hace estas acciones es el amuleto anteriormente robado, y que cada vez brillaba con más intensidad, en ese instante un tercer “felino” que dobla o triplica el tamaño de los otros llega por las copas de los árboles y lanza lo que parece ser un conjuro hipnótico a su similar para dejarlo fuera de combate. Luego de hacer esto entabla una charla con Tyrion, y le pide que se marchara de sus bosques o los matará a todos sin piedad alguna, en ese instante coloca en el suelo el halcón muerto del explorador, el cual se había perdido mientras este montaba guardia horas antes, y se marcha de nuevo por la copa de los arboles llevándose a las demás bestias…
De repente en algún lugar lejano Thalia despierta en lo que parece ser un nido y observa que la misma bestia que la apreso horas antes la observaba y le hablaba con la intención de obtener información de sus visita al bosque, a la vez esta logra notar un símbolo que esta portaba y se le hace familiar, es el mismo que el clérigo le mostros unos minutos atrás, el objeto que brillaba y vibraba en su morral, lo que despierta su curiosidad y lleva a esta donde él, ya que esta le dijo que era su compañero, el cual buscaba en este bosque, y está era la razón por la cual irrumpía en su bosque. El felino de inmediato se dispone a trasportarla hasta el lugar que los avisto por última vez y al notar que aún seguían ahí después de su advertencia se enfada y les resalta la idea de que los mataría si no salen pronto y deja a Thalia para que se una a los demás y se marcha.

Monster_Manual_5e_-_Displacer_Beast_-_p81.jpg

En otro lugar recóndito del bosque la batidora Arondel encuentra un ser de un tamaño peculiar, que al parecer noxantes atrás tenia alas, las cuales fueron mutiladas. Este al parecer tiene la intención de ayudarla a encontrar su rumbo, ya que esta llevaba varias horas perdida en el bosque sin rumbo fijo.
Luego de jugar con ella haciéndole preguntas y diciéndole lo que ella quiere escuchar pero lo que tal vez no es la verdad la manda por un sendero por el cual la que cubría gran parte del bosque ya era escasa, tras unos minutos de haber partido en aquella dirección escucha unas voces en tu interior y cae inconsciente, así pasando el tiempo, hasta que logra despertarse boca arriba en un lugar lejos del cual se había cruzado con aquel ser, pero pronto su paz es irrumpida por un rugido muy fuerte por lo cual se pone a correr en dirección contrario de donde piensa que vino el rugido. Mientras huía por azares logra chocar con la compañía que había luchado contra los felinos y pide que la dejen unir a ellos y nota que una enorme bestia está en la copa de los arboles hablando con alguno de los miembros, ya que los demás habían tomado marcha a las afueras del bosque dejando el druida atrás solo con la bestia.
El druida le pide el nombre a el felino y le promete que se verían de nuevo, luego alcanza a los demás miembros de la compañía para ayudarlos a encontrar la salida del bosque, lo cual consiguen después de una larga jornada, pero se detienen al ver una tienda en una llanura con un orco es su interior y otro más en las afueras intentando leer algo.
Tras la demora para formar el plan de ataque el orco que leía desaparece entre el pastizal, por lo cual lleva a la compañía a tacar por temor que el su compañero hiciera lo mismo y luego los acechara. Maleus carga contra el orco de la tienda, al cual solo se podía llegar por la entrada de la misma, de esta manera el orco cae bajo una emboscada por 7 héroes. Este al verse rodeado grita en su idioma pidiendo ayuda y expulsa al guerrero fuera de la tienda para poder encerrarse en ella.
El explorador al notar que por su idioma son seguidores de Janukra entra en un ira que lo saca de todos sus cabales y recurre a tirar una antorcha prendida a la tienda, lo que hace que esta se incendie y junto a ella el pastizal que la rodea, así hiriendo tanto aliados como enemigos por las brasas del fuego.
En un segundo intento el guerrero raja la tienda por un costado y se encuentra con el orco preparando un hacha de gran tamaño para la batalla. De repente el druida es flanqueado por el orco que se había perdido y es herido.
La pugna sigue su rumbo mientras el fuego de expande cada vez más, lo que hace que el orco de la carpa al recibir este daño desde el inicio muera más rápido así solo dejando a la compañía un objetivo, el cual estaba a punto de matar al druida, pues ya lo tenía inconsciente sobre el pasto encendido, por lo cual Maleus tiene que entrar a este campo para sacarlo del peligro y de una muerte segura, mientras este héroe intenta salvar el druida reside constantes cargas del orco, pero este las ignora en su mente solo esta salir del fuego con su compañero al hombro.
El orco en medio de su furia no se da cuenta que el mismo se está matando con las quemaduras que reside hasta el punto que cae y desaparece en este así permitiendo al enano y el elfo salir de todo peligro y poder llevar al druida a un lugar seguro para curar sus heridas y poder descansar de las duras batallas que enfrentaron en tan poco tiempo.

View
Un encuentro congelador
Primón 13 del 2274 CH – Época octava

Luego del fuego la cofradía entra de nuevo al bosque profundo donde Thalia la generosa cura a sus compañeros heridos en batalla por los orcos, al estar consciente y de pie, Thyrion pide que le cuenten lo que paso después de haber caído a poco de su muerte. Al escuchar el relato contado por sus compañeros enfrenta a Oxyther por sus acciones en batalla, es cuando aquí y por la respuesta de su compañero decide enfrentarlo en batalla ya que la larga cadena de sucesos y acciones tomadas por el clérigo lo que hacen que el druida entre en furia al combate. Luego de la larga batalla enfrentada dentro de la cofradía y a pesar del intento fallido por Thalia y Maleus de parar el combate entre compañeros Oxyther muere en combate por la bestia invocada por Thyrion.
Al cabo de varios ciclos a la espera de que el fuego apacigüe su furia en contra de la llanura, la reducida cofradía decide entrar de nuevo en lo que quedaba de la bella llanura que ahora era una tierra desolada y carbonizada. Al tratar de localizar de nuevo el campamento orco pasan alrededor de medio ciclo. Al encontrarlo e investigar los cadáveres de los orcos a medio cocinar encuentran un poco de oro, armas y un nuevo logo de una mano estampada, Thyrion degolló la cabeza del orco que casi acaba con su vida para tener el recuerdo de que no debe subestimar la fuerza bruta de esta raza.
Luego de ver que no obtenían más riquezas de lo que quedaban del campamento orco, la cofradía decide ir al campamento drow para entregar la poca información que obtuvieron del bosque profundo y su extraño evento que sucedió dentro de su dominio. Al cabo de medio ciclo caminando por lo que antes era una llanura Chay y Thyrion logran ver lo que al parecer era un águila normal a la distancia, al hacerle una señal ella logra avistar a la magnífica ave que sorprendió al grupo por su inmenso tamaño, Thyrion al querer entablar comunicación con dicha bestia conjura un hechizo en vano ya que ella podía entender el idioma común, por lo que la cofradía aprovecha la oportunidad de obtener información acerca de la criatura y del bosque profundo. Arondel al escuchar a la magnífica bestia decide pedirle que la acompañe en sus aventuras ella que toma el nombre en común de sol radiante le dice que es digna de compartir y darle más que la bienvenida a la manada de las suyas para aprender y convivir con ellas, fascinada con la noticia acepta sin pensarlo dos veces por lo que sol radiante primero decide ayudar al resto de sus compañeros al llevarlos con la guardiana del bosque para brindarnos algo de ayuda para la misión. Al escuchar esto el Rojo petirrojo decide que quiere acompañar al sol radiante en busca de la guardiana, el águila acepta su pedido y empiezan la travesía por lo alto del bosque.
Al estar en vuelo el gnomo alcanza a ver el vasto bosque en el que se adentraron pocos ciclos atrás, mientras se dirigían al corazón del este tanto rojo como sol quedaron atónitos pues la mayoría del bosque ahora era un extenso mar blanco de hielo. Cuando el águila reconoce donde debería estar la guardiana queda sorprendido ya que se alzaba una torre de hielo de más o menos cien pies de alto. Impresionados con dicha edificación deciden echar un vistazo dentro de la estructura para buscar información de la guardiana del bosque. Sol radiante con la aprobación del gnomo decide dejarlo en lo alto de la torre ya que era más sencillo buscar desde tierra que desde aire. Desafortunadamente para rojo solo basto de un lapso tan pequeño de tiempo para que se viera envuelto por las habilidades de un canto cautivador de la fata que de ahora en adelante gobernaba el gélido bosque donde se encontraba.
Envuelto e inconsciente de sus actos nuestro pequeño amigo empieza su descenso por la torre hasta llegar al suelo blanco donde se encontraría con una criatura tan blanca como la nieve y con una de las presencias más cautivadoras y coquetas que en lo poco que recordaba de su vida hasta ese punto había visto jamás. Al paso de un rato y al verse liberado de su cautivadora melodía recobra conciencia solo para verse envuelto y atrapado por el hielo, claro está que ella empezaría su interrogatorio y así descubrir las intenciones que traían al pequeño gnomo a sus aposentos.

11700924_10153403146228559_432775611091855888_n.jpg

Sin más remedio que contarle la verdad empezó su historia desde la toma de Zarquitania la “inexpugnable” hasta el contrato firmado por los drow de averiguar lo que sucedía en el bosque profundo, la hija del viento gélido al escuchar su historia le pide que traiga de nuevo al águila que lo llevo hasta este lugar, al saber que su vida dependía de hacer lo que ella pidiera no tuvo más remedio que hacer la señal para que su nuevo amigo descendiera, y así lo hizo solo para verse envuelto en el mismo canto que tenía al gnomo en esta posición. Al cabo de minutos ya no solo era el gnomo que estaba atrapado por la belleza del hielo, sino también la majestuosa ave, ya el interrogatorio era para las dos criaturas indefensas atrapados en el bosque helado.
Con el paso de las preguntas la fata describía cada vez más sus intenciones en la superficie, las cuales solo indicaban un noxante eterno, al terminar con todas las preguntas que tenía para los compañeros aun no decidía si perdonarle la vida a nuestro pequeño amigo gnomo, así esté buscando una manera de sobrevivir decidió poner en pago su vida por la información de un troll el cual había herido en un secmón atrás a la fata, ella con la intriga de que si pudiera ser de utilidad decide llamar a uno de sus sirvientes para que le ayude a determinar si la osadía de este pequeño y sus compañeros le podría servir de ayuda para dicha misión. Por fortuna el pícaro fue sabio al contarle gran parte de la verdad y así salvar su pellejo por esta vez ya que todo salió como lo esperaba, eso era lo que pensaba cuando la fata empezó a describir la última localización de dichas criaturas y su fisionomía. Por ultimo rojo trato de persuadir las condiciones del negocio con transporte y equipo, lo cual solo sirvió para perder una de sus armas y ganar 8 corceles que servirían para agilizar el viaje de la cofradía.
Luego de esperar en el lugar acordado por los corceles decidió emprender el viaje en donde sus compañeros aguardaban con desesperación noticias del sol radiante o de su pequeño amigo.

Mientras ocurría esto en el bosque profundo, en la llanura después del segundo ciclo y con la impaciencia del resto de la cofradía avistan a un jinete con armadura del cual sospecharon por unos instantes que podía ser peligroso, cosa que acabo cuando mostro su fervor por su dios Kefhos con su respuesta de “alto y firme” apaciguó las sospechas del grupo y cambiando un poco de palabras se unió a nuestros queridos compañeros en sus largas travesías. Denethor como se presentó al grupo es un caballero en un corcel de guerra pesado blanco como la nieve, en su corcel lleva una lanza de caballería roja y negra y en su espalda una hacha, siempre dispuesto a la batalla y en busca de grandes recompensas.
Luego de un ciclo más logran avistar a lo lejos una pequeña manada de caballos y encima de uno lo que parece ser una criatura, termina siendo el rojo petirrojo que al llegar a donde sus compañeros les cuenta lo sucedido dentro del bosque y les pide su ayuda para localizar a los trolls, toda la cofradía está dispuesta a ayudarlo en esta travesía. Luego de discutir si ir al campamento de los drow o dirigirse directamente al bosque, prefieren ir a cobrar la recompensa prometida por los drow antes de embarcarse en el bosque profundo por segunda vez.
Solo Arondel y denethor se quedan a un ciclo de distancia del campamento, ya que podrían arriesgar su libertad si se acercasen lo suficiente. Al cabo de alrededor tres ciclos y toda la recompensa cobrada se disponen a volver todos juntos al bosque y seguir las pistas que la fata le recomendó al pequeño gnomo seguir.
Una vez allí se encontraron con lo que arondel encontró antes de unirse a la cofradía, unas casas en los árboles, y criaturas congeladas por doquier, al cabo de un rato y gracias al druida y el explorador se encontró un pequeño rastro que seguía un camino serpenteante de unas huellas y picos helados que al final llegaban a un valle congelado dentro del bosque, este peculiar valle mostraba una diferencia en el hielo que cubría una parte de la superficies en forma circular y de unos 15 metros de profundidad. Como unica pista del lugar este grupo de aventureros deciden abrirse paso por el hielo para identificar el porqué de esta nueva formación helada.

View
Saliendo del bosque profundo
-Thyrion El Heroico -

Luego de escuchar al ejército orco de la mano roja, que al parecer se encontraba asentado en esta parte del bosque, todo el grupo decidió correr para alejarse del peligro. Al cabo de un cuarto de ciclo lograron observar donde empezaba la parte quemada del bosque, por lo que alcanzaron a ver el fuego ardió con una forma cónica. Al sentir todavía peligro inminente y buscando una forma de atravesar el campamento orco sin combate alguno, thyrion se transforma en un águila para avistar desde otra perspectiva.
Luego de un tiempo thyrion llega a contarnos por lo que vio como atravesar el bosque, mientras el conversaba con su grupo una figura desconocida empezaba a acercarse desde lo lejos por lo que denethor y thyrion van de primero al encuentro con esta persona. A la llegado del encuentro esta persona que parecía ser un elfo no se da por enterado que llegaban dos personas con una amenaza a la cara, algo lógico por los acontecimientos pasados que tuvo el grupo. Se llama Nath una maga en busca de los poderes de los dragones y su conocimiento, esto no le importo a thyrion ya que la amenaza radica en que les entreguen todas las posiciones con las que puede utilizar la magia, al acceder ella se une a la cofradía de los caídos.
Cuando empezamos a rodear el campamento de orcos denethor va avistando desde el aire con su búho Alfonso, cuando va avanzando el ciclo, por sorpresa el cuervo que al parecer se trataba de un druida ataca al búho por lo que denethor cae de su montura que es rápidamente salvado por thyrion al invocar a un animal para cogerlo en vuelo, esto hace que la cofradía ataque al cuervo a largas distancias para cazarlo, pero tras varios ataques no logran tumbarlo y se escapa.
Al atravesar el bosque llegan a una llanura en la que deciden acampar, por lo que chan decide tener la primera guardia. Pasando la guardia logra avistar un gigante, lo que desata la llamada del grupo por una posible amenaza de este. Chan estaba en todo lo cierto porque al primer avisto de todos del gigante, este empieza a lanzar rocas, dando inicio a una batalla que resulta ser corta para el pobre gigante.
Al saquear su cuerpo no obtienen gran cosa por lo que deciden buscar su refugio en busca de sus riquezas. Luego de otro medio ciclo más arondel encuentra el lugar donde se refugiaba el gigante y por sorpresa del grupo se encontraron con otros dos gigantes más. Al decidir atacar a estos, empiezan con mucho entusiasmo los ataques a distancia y la magia del druida a fluir, lastimosamente lo que este grupo no sabía es que no estaban a la altura de esta bestia y su enorme tamaño. Ya que uno a uno los integrantes de la cofradía empezaron a caer inconscientes, al ver esto thyrion corre a la ayuda de arondel para tratar de salvarle la vida, pero no fue lo suficientemente ágil como para salvarse a él también por lo que en aquel lugar se convirtió en la tumba de un druida excepcional. Todos sorprendidos deciden huir por todos los lados, menos petirrojo, algo afligido por lo que acabo de ver y con un ojo malo decide usar su capa y pasar desapercibido de los gigantes y así recoger las pertenencias que poseía thyrion y algo de su cuerpo marchito para ir en busca de su reencarnación.
Mientras los gigantes seguían atacando al grupo todos logran salvarse por un pelo, y así empieza la búsqueda de petirrojo por todos los compañeros restantes. Uno por uno va encontrando a sus compañeros hasta el punto de que todos estaban reunidos de nuevo.
Lo que no esperaban es que el grupo se dividiera de nuevo ya que la petición de petirrojo a denethor fue pedirle su montura voladora para ir a la ciudad más cercana en busca de un mago poderoso que pudiera conceder la resurrección de su compañero y por abastecer recursos de la cofradía. Este viaje le tomaría más del tiempo que normalmente requería.
Mientras se iba alejando de la vista de sus compañeros, estos decidieron adelantarse y seguir la marcha hasta el troll “nena”. Lo que no sabían es que el asesino de thyrion iba en la búsqueda del grupo, al enterarse de la presencia del gigante empiezan a correr, hasta el punto que después de dos ciclos logran perder al gigante, y siguiendo el camino indicado por petirrojo, encuentran una aldea a la distancia.
Al tratar de encontrar en la aldea reposo maleus empieza a sospechar por muchas cosas y de inmediato nath y arondel deciden camuflarse por si se encontraban con alguna lucha, la primera persona a la que se le acercan es una señora de avanzada edad que los invita a pasar y tomar una copa de leche recién ordeñada, el único en no beber es maleus, la anciana va en busca del capataz de la aldea para que los ayude en lo que buscan. Lo que no sabían es que la leche tenía lo que al parecer un hechizo ya que denethor y chan quedan embrujados con algún tipo de maleficio. Al salir el capataz se dan cuenta que no es humano, su tez roja era algo extraña y sin remediar palabra maleus empieza el ataque contra este personaje y acto seguido nath y arondel disponen de sus habilidades para ayudar a maleus en su ataque. Lo que no sabían es que chan y denethor estaban con este personaje ya que lo que contenia la leche les hizo perder el poder de sus acciones.
A lo largo de la batalla maleus arondel y nath solo se dedicaron a apresar a sus compañeros mientras acababan con el diablillo. Cuando van aproximándose al final del encuentro este personaje les advierte que no será la última vez en verse las caras y acto seguido se desaparece, por lo que sus compañeros logran salirse de su encantamiento.
Al estar ya repuesticos el grupo decide entrar a buscar en sus pertenencias algo de valor, cualquier cosa que les sirva en sus aventuras, lo que se encuentran con un pedestal algo raro y con mucha brea, que será lo que está en el interior? Como podrán abrirlo? Descúbralo usted en la próxima narración.

View
El acertijo del pedestal

La compañía se dispone a resolver el acertijo del pedestal, tras varios intentos de la maga de descifrar el lenguaje, una de sus invocaciones le dijo que el dialecto era infernal luego señaló 2 runas o letras en especial, Natz toca una de ellas y sale un ácido que pringa, luego le dice a Maleus que haga lo mismo con la otra y causa el mismo efecto. En un segundo intento se descifra lo que dice estas runas “Avanza tras gélido metal y solo si cambia la meta lograras”. De inmediato Maleus toma el costal de mitril y lo lleva a la última letra y hunde la runa, de la cual sale de nuevo un ácido pero en mayor proporción a la veces anteriores. Este enojado se retira. Luego de pensarlo un momento la compañía opta por prenderle fuego a la urna, y coloca el costal con brea encima de la urna y lo prenden y se va na descansar.
Mientras tanto Grumlok el guerrero se dirigía al norte en busca de un amuleto, luego de un ciclo de marchas y descansos se encuentran con 3 orcos los cuales toca en cuerno y lo saludan, Grumlok y sus seguidores le corresponden el saludo y notan un símbolo de una mano roja en los orcos, ante la intriga le pregunta a uno de sus seguidores el cual le da una explicación muy detallada (es una mano roja). Estos los invitan a su campamento a los que Grumlok acepta.
Al llegar al campamento los guían ante un hurón al cual todos le hacen reverencia, luego este se transforma en un orco al cual le falta un ojo. Este saluda a los orcos y sus seguidores y regaña a su ejército por aun no haber encontrado un dragón el cual es un viejo aliado.
Grumlok aprovechando pide información sobre la gema que busca, este le pide que lo siga y comienzan a caminar por la aldea.
Mientras tanto la compañía sigue intentando descifrar el acertijo y luego de muchos intentos y hundir letras Arandel se arriesga a hundir la letra L y el pedestal cede, luego de hacer ruidos se abre una puerta. La compañía se adentra en un pasillo de 40’ que luego se parte entre la izquierda y derecha, Chan toma el camino de la izquierda pero encuentra un muro que impide el paso, tras este impedimento toma el de la derecha y llega a un recinto de gran tamaño con barriles, Chan comienza a abrirlos y nota que dos están llenos de algún licor otro con algún compuesto, el siguiente está vacío, el quinto tiene hidromiel, y el ultimo tiene una liquido negro. Tras solo encontrar vino, siguen el camino hacia la izquierda y llegan a otro recinto más grande que el anterior, la cual tiene 4 columnas, Chan toca una columna y nota que de ella sale una gárgola que de inmediato carga junto a otras 3 que salieron de las otras columnas.
Natz tira bolas de fuego mientras los demás le hacen frente a las gárgolas, la batalla prosigue pero las gárgolas contra Natz la maga por el gran daño causado. Estas le propician múltiples ataque, por lo cual Natz tiene que recurrir a activar uno de sus ítems mágicos para poder intentar salir con vida.
Los demás miembros de la compañía prosiguen su ataque hasta que logran derrumbar las 4 gárgolas que solo quedan en escombros.

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.